Español | English | Português

Nuestros Negocios / Transformación de Tierra

La Transformación de Tierra es un elemento clave dentro de nuestro negocio, y un auténtico generador de valor 

Identificamos y adquirimos tierras subdesarrolladas, o que han sido producidas en forma ineficiente, para luego aplicarles tecnología de primera línea, buenas prácticas agropecuarias y la visión de un equipo capacitado y profesional que puede llevar esa tierra a su máximo nivel de productividad. De esta manera incrementamos significativamente su valor.

Cuando el campo ha alcanzado un grado de madurez productiva, procedemos a su venta para así poder relocar el capital en nuevas inversiones, maximizando su retorno.

Desde nuestros comienzos hemos logrado una reputación como uno de los líderes indiscutidos del sector. Hemos puesto en valor productivo más de 164.000 hectáreas subdesarrolladas y administradas inadecuadamente.

Contamos con un departamento especializado y con experiencia, responsable del análisis de todas las inversiones y ventas. Hemos desarrollado una innovadora metodología para evaluar proyectos, integrando a ella nuestro expertise en finanzas y producción. Al día de hoy, hemos analizado más de 10 millones de hectáreas, tanto en las regiones donde operamos como en otras regiones productivas del mundo. 

Diseñamos un modelo específico de producción para cada campo, con períodos de madurez de 5 a 7 años. Dependiendo de las condiciones iniciales de la tierra, nos comprometemos en tres procesos de transformación:

  • Tierra subdesarrollada: Este proceso requiere una inversión inicial importante para remover vegetación y nivelar suelos. Dependiendo del destino final del área desarrollada, el proceso puede incluir pesados movimientos de suelos; sistematización para irrigación y canales de drenaje, caminos y puentes; construcción de terrazas para prevenir derroches de agua; corrección de suelos por la incorporación de nutrientes y cultivos de primera etapa.
  • Tierra administrada inadecuadamente (pasturas cultivadas y pobre agricultura): Este proceso incluye el cambio en el uso de la tierra para hacerla más productiva, alternando espacios para ganado de bajo rendimiento por tierra cultivable con granos de buenos rendimientos por hectárea. También desarrollamos un modelo agropecuario de gran escala para trabajar en grandes extensiones. Este modelo nos acerca diversos beneficios: tierras bajas que son recortadas para incrementar la capacidad de trabajo del campo, y mejoras con uso preciso de agroquímicos.
  • Transformación continua de tierra cultivable: La aplicación de cultivos sustentables y tecnología eficientes, además de buenas prácticas agropecuarias como rotación de cultivos o siembra directa, entre otros, mejoran la calidad del suelo, aumentando su valor en el tiempo y optimizando el retorno de la inversión. Nuestro portfolio de campos está sujeto, de manera constante, a estos procesos de transformación de tierra y aumento de valor.